jueves, 19 de octubre de 2006


CUADERNO DE BITÁCORA DE LA CIUDAD INVISIBLE

La búsqueda incansable de nuestra utopía nos depara viajes sorprendentes a través del espacio-tiempo. En nuestros periplos descubrimos nuevas rutas, antes ocultas, y recorremos caminos en apariencia intransitables pero que nos anuncian en sus recodos, paisajes diferentes y novedosos.
Hoy, guiados por la palabra surcamos la procelosa mar de las ondas hertzianas, envueltos en una exclamación.Nos acompaña el éter sonoro que vaga junto a las corrientes más vanguardistas que nos impulsan en nuestro deseo de ser capaces de hallar nuestra quimera, sin necesidad de batallar con los cañones, sables y demás armas que llevan a la muerte…Queremos encontrar nuestro lugar soñado a través de la lucha dialéctica, utilizando como escudo el diálogo y como armadura la inteligencia.Sólo así, el triunfo de esta contienda será premiado por el don de la creatividad y la imaginación. Coordenadas imprescindibles, para dar con nuestro ideal.
Tenemos una teoría, y es que debemos de hacer un gran acopio de esfuerzo y paciencia y escuchar todos los sonidos que provienen de más allá de la línea del horizonte, para tener después, la autoridad que da la experiencia, de poder seguir la pista a uno de ellos.En esta jornada elegimos las voces, que como las sirenas a Ulises, nos atraen por su belleza, por su misterio y por su juego. Melodías llenas de contenido que abren nuevas vías de exploración y emoción…
La búsqueda continua, las letras cogen los mandos de esta nave y ponen rumbo hacia la sapiencia infinita. Mientras, nosotros observamos asombrados, como no hay mejor guía que ellas, para acompañarnos y depositarnos en el puerto de la sabiduría, de nuestra querida Ciudad Invisible.

1 comentarios:

misunderstud dijo...

sapientiam,fugita amantis est,ergo totuus quam in mentis somnium volere devorare.Hic hominem causa est.