lunes, 23 de junio de 2008


Y es que hagas lo que hagas el mundo sigue contigo o sin ti, y la levedad del ser en vez de hacerse insoportable (como en su momento escribio Milán Kundera), se convierte en toda una liberación.
Y aqui estoy sacandole la lengua al mundo, con toda la fuerza necesaria para enfrentarme a lo que venga, cosa que no siempre he podido decir.

1 comentarios:

[wi-ni] 2.0 dijo...

puf martin... con un par de cojones... nada mas necesario

animo en tu camino y wi-ni en el de todos xP


besitos