martes, 7 de noviembre de 2006

Lastscan




Salinas de Calblanque, Verano06.

1 comentarios:

Davidcente2 dijo...

Ese dia hacia algo de calor y en el aire se olía a fango y a sal.
La idea infantil de andar con los pies desnudos sobre una salina me fagocitó. Desde entonces la tierra ya no es una trinchera de combate.